Site Overlay

La neumonía puede prevenirse: las vacunas pueden ayudar

El 12 de noviembre se celebra el “Día Mundial contra la Neumonía” con el objetivo de sensibilizar a la población mundial sobre el problema de salud que constituye esta enfermedad y de intentar promover las intervenciones necesarias para prevenirla y tratarla adecuada y oportunamente.

Es también conocida como pulmonía, una enfermedad que provoca la inflamación de los pulmones por la presencia de una infección producida por virus o bacterias. Con los equipos adecuados, principalmente placas torácicas o radiografías se puede detectar a tiempo y detener por completo con el suministro de un antibiótico. Es más, se ha comprobado que si la enfermedad se diagnostica a tiempo, reduce su mortalidad en un 42% en los niños de 2 años o menos.

De hecho, tal y como afirma UNICEF, la neumonía es la principal causa de muerte en niños menores de 5 años. El impacto de esta enfermedad es mayor entre los más pobres y vulnerables.

5 datos sorprendentes sobre la neumonía

Desde UNICEF cuentan 5 datos sorprendentes sobre esta enfermedad.

  • Es la enfermedad infecciosa más letal

En 2015, la enfermedad se llevó la vida de 922.000 niños menores de 5 años en el mundo. Esto implica una pérdida de 2.500 vidas al día, 100 cada hora.

  • Las muertes por neumonía se han reducido casi a la mitad

Desde el año 2000, el número de muertes infantiles ha disminuido en un 47%. El enorme progreso se ha conseguido gracias a las vacunas, las mejoras en la nutrición y el tratamiento. Sin embargo, la incidencia de la neumonía no se ha reducido tan rápido como la malaria (58%), el VIH/SIDA (61%) o el sarampión (85%).

  • Las muertes de niños a causa de la neumonía se distribuyen de forma desigual

El número de muertes infantiles varía significativamente, golpeando más fuerte a los más pobres. Casi dos tercios de las muertes infantiles por neumonía se concentran en solo 10 países: India, Nigeria, Pakistán, República Democrática del Congo, Etiopía, Angola, Indonesia, China, Chad y Afganistán.

Con soluciones simples podemos salvar vidas

La lucha contra las muertes causadas por neumonía se centra en la prevención, la protección y, cuando se produce la infección, todo depende de un buen tratamiento:

  • Prevención. Las vacunas pueden evitar las muertes por neumonía. El lanzamiento de 2 nuevas vacunas ha supuesto un gran avance en materia de prevención. Las vacunas contra el sarampión y la tos ferina también son esenciales para evitar infecciones que podrían complicarse y terminar en neumonía.
  • Protección. La lactancia materna exclusiva en los 6 primeros meses de vida es una forma muy efectiva para proteger a los niños de neumonía y otras enfermedades infecciosas. Además de una buena nutrición, el lavado de manos, el agua potable y la descontaminación del aire de humos, también puede proteger a los niños de la neumonía.
  • Tratamiento. Para salvar a los niños de la neumonía se necesita actuar rápidamente ante cualquier posible síntoma, incluyendo la dificultad de respiración y la tos. El tratamiento para la mayoría de tipos de neumonía suele ser el uso de antibióticos, que cuestan menos de 50 céntimos para un tratamiento completo.

Muchos niños que muestran síntomas de neumonía no reciben tratamiento

Llevar a los niños al médico cuanto antes puede salvar vidas. Sin embargo, solo 3 de cada 5 niños reciben la atención y los cuidados necesarios. En África subsahariana, donde se dan la mayoría de muertes, solo se atiende a 2 de cada 5 niños con síntomas de neumonía.

Compartí esta noticia!